Alcorcón en las Redes Sociales

Varias zonas de Alcorcón quedarán prohibidas al tráfico de autoescuelas en prácticas a partir del 10 de diciembre

A partir del próximo 10 de diciembre entrará en vigor la nueva regulación de tráfico en la zona centro de Alcorcón, según la cual ningún vehículo de autoescuela en prácticas podrá circular en el perímetro comprendido por las avenidas de Leganés, Retamas, Móstoles y Alcalde José Aranda; el área comercial de Parque Oeste y el barrio de Fuentecisneros.

En el resto de la ciudad, la circulación de coches de autoescuelas que no sean de Alcorcón estará permitida, de lunes a viernes no festivos, en las franjas horarias comprendidas entre las 9.30 a 12.30 y de 17.00 a 19.00 h. Las locales tendrán libertad de horarios. No habrá restricciones de ningún tipo ni zonas acotadas para la realización de exámenes de conducir regulados por la Jefatura Provincial de Tráfico.

A partir del 10 de diciembre las autoescuelas que no tengan su sede en las áreas establecidas no podrán acceder y los que lo hagan serán sancionados con multas de hasta 200 euros. Hasta la fecha citada, la Policía Municipal está desarrollando una campaña de información para que todas las autoescuelas de la zona conozcan las nuevas medidas.

La concejal de Seguridad y Movilidad, Laura Pontes, destaca que “la medida se adopta tras detectar que, por la proximidad del Centro de Exámenes de la JPT, la afluencia de vehículos en prácticas por las calles de Alcorcón se había ‘disparado’ hasta el punto de tener una constante presencia de autobuses y camiones, además de decenas de turismos cada día. Además, en ciertas zonas como Parque Oeste o Fuentecisneros, hemos recibido centenares de quejas de vecinos y comerciantes por esta situación. El objetivo de esta medida es rebajar la congestión del tráfico, ya muy sobrecargado en nuestra ciudad tanto por la circulación de vecinos como por la actividad comercial e industrial”.

Esta medida fue anunciada a mediados del mes de marzo, pero ha sido necesario esperar a que se colocasen todas las señales y se informase a los afectados para ponerla en marcha. Y ello a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) rechazó el pasado mes de mayo una ordenanza municipal similar de Móstoles al estimar que este tipo de medidas iba en contra del artículo 24 de la Constitución española.

Según la citada sentencia, “La ordenanza da un trato de favor a unas empresas [las radicadas en Móstoles] en detrimento de otras, supone un claro obstáculo a la libre circulación de personas, bienes y servicios y, por ende, un claro atentado al derecho constitucional de libertad de empresa y libre competencia”.

La Asociación Provincial de Autoescuelas por su parte siempre ha mostrado su desacuerdo con esta medida, pues en su opinión “los Ayuntamientos no tienen competencias para discriminar vehículos con idénticas funciones, en función de si son de una localidad o son de otra”.

Esta visión no es compartida por el alcalde de Alcorcón, David Pérez, quien ha defendido que los vecinos no tienen que soportar las molestias de los vehículos de autoescuela y ha afirmado esta medida estaba en su programa electoral y por tanto debe ser aplicada.

Share

29 noviembre, 2012. Archivado en Seguridad y Movilidad.