Alcorcón en las Redes Sociales

Varias asociaciones y partidos políticos marginales interponen una denuncia contra el alcalde por “persecución política e ideológica”

El Ateneo Popular de Alcorcón, junto con otras organizaciones de la ciudad como la Asociación Cívica por los derechos sociales, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), Ecologistas en Acción y La Asociación Ciudadana Castilla comunera, interpusieron el pasado viernes una denuncia contra el alcalde de Alcorcón por lo que consideran una campaña de ‘acoso y derribo’ hacia su asociación con el intento de ahogarles económicamente con multas y negarles sistemáticamente los centros cívicos, las plazas, los locales municipales para sus actos.

Los desencuentros entre las organizaciones denunciantes y el Consistorio se remontan a hace tres años, cuando les fue negada la posibilidad de participar en las casetas de las fiestas patronales y decidieron iniciar una actividad de festejos paralela celebrando unas fiestas patronales alternativas, para cuyos actos pidieron una autorización al Ayuntamiento que no fue contestada por falta de técnicos al ser planteada durante el mes de agosto. Ante esta situación en los años sucesivos las correspondientes autorizaciones fueron dirigidas a la delegación del gobierno y las relativas a megafonía y música al Ayuntamiento, recibiendo autorización por parte de la primera y silencio administrativo por parte de este equipo de gobierno municipal.

El problema surgió cuando el Consistorio comenzó a imponer multas por diferentes ilícitos administrativos como pintar la fachada de un local (2.200 euros), aún cuando los miembros de la asociación disponían de autorización por parte del dueño; hacer un concierto de cantautores por exceso de decibelios (3.000 euros), cuando según las asociaciones en ningún momento se hicieron mediciones; y por tocar música en la calle sin autorización municipal en diferentes días durante las fiestas (7.601 euros).

Los ahora denunciantes sostienen que para todos los actos disponían de la correspondiente autorización por parte de la Delegación del Gobierno, aunque reconocen que en materia de música y megafonía la competencia corresponde al Gobierno Municipal, y relacionan las sanciones con la cesión por parte del Ateneo Popular de su local para la realización de las asambleas de trabajadores de la limpieza, cuando se produjo la huelga de basura de ESMASA y la charla informativa sobre el Ébola que se desarrolló ante el silencio gubernamental que siguió a la crisis del contagio de una vecina del pueblo.

En este sentido aseguran ser víctimas de “represalias políticas” por poner en evidencia las deficiencias y las “actitudes anti-democráticas del Gobierno Municipal”.

Share

14 diciembre, 2014. Archivado en Política,Portada.