Alcorcón en las Redes Sociales

UPyD propone una rebaja en la presión fiscal del IBI en Alcorcón

El concejal de UPyD en el Ayuntamiento de Alcorcón, Jesús Gamonal, presentará una iniciativa para su debate en el Pleno Municipal proponiendo una rebaja de la presión fiscal a través del Impuesto de Bienes Inmuebles.

Según ha explicado hoy el concejal de UPyD, en el año 2008 se llevó a cabo una revisión catastral provocando que el recibo del
Impuesto sobre Bienes Inmuebles aumentase alrededor de un 10% cada año
, y la forma de contrarrestar este incremento es que el Ayuntamiento reduzca el tipo de gravamen, que es el único factor que influye en la cantidad a abonar finalmente y que es competencia municipal.

Ya en su día Gamonal hizo varias alegaciones a las Ordenanzas
Fiscales de 2012 y 2013, defendiendo una rebaja del tipo que existía en el año 2011 (0,464) hasta el 0,422 (actualmente se sitúa en el 0,48 gozando de una bonificación del 5% cuando su pago se encuentre domiciliado) ya que actualmente el valor los inmuebles de Alcorcón están muy por debajo del valor del año 2008.

Según afirman desde UPyD, la práctica de esa iniciativa hubiera supuesto una congelación del recibo, pero todas las propuestas que han perseguido este fin han sido rechazadas por la falta de apoyo del actual Gobierno Municipal, “condenando a los vecinos a los sucesivos aumentos del 10%”.

Además consideran que debería solicitarse al Ministerio de Hacienda la realización de una nueva revisión catastral para que los valores de las viviendas se adaptasen a la realidad del mercado
actual produciendo una bajada del IBI, aunque esta medida se aplicaría como pronto en 2015.

La propuesta de UPyD para 2014 es, siguiendo la línea anterior, rebajar el tipo de gravamen para conseguir la congelación del recibo respecto a 2013 y si es posible, acercarlo a lo abonado en 2012.

En este sentido recuerdan que la Ley Reguladora de las Haciendas Locales establece que “el tipo de gravamen mínimo y supletorio será el 0,4 por ciento cuando se trate de bienes inmuebles urbanos y el 0,3 por ciento cuando se trate de bienes inmuebles rústicos, y el máximo será el 1,10 por ciento para los urbanos y 0,90 por ciento para los rústicos”, por lo que a su juicio existe margen legal para modificar la Ordenanza Fiscal correspondiente al IBI, reduciendo el tipo de gravamen al 0,420.

Por otra parte, el artículo 74.4 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, concreta una posible bonificación a “aquellos sujetos pasivos que ostenten la condición de titulares de familia numerosa”, ante lo cual y dada la actual situación de crisis que ha llevado a muchas familias a situaciones de riesgo de exclusión social, solicitan que se estudie la posibilidad de establecer una subvención para mitigar el problema y ayudar a las familias que se encuentre en situación de dificultad económica, estableciendo un baremo para regular las cantidades y supuestos a subvencionar.

“Si queremos una recuperación económica y laboral, no podemos seguir aumentando la presión fiscal a nuestros vecinos en paralelo a las subidas de impuestos del gobierno de la nación, es por ello que debemos tomar medidas que rebajen esta presión con el fin de que en la deseada salida de la crisis no dejemos a familias enteras en la calle”, ha explicado Jesús Gamonal.

Share

2 octubre, 2013. Archivado en Destacado,Economía y Empleo.