Alcorcón en las Redes Sociales

Una oleada de críticas internas deja en evidencia las supuestas irregularidades cometidas por el Jefe de la Policía Local de Alcorcón

El Jefe de la Polícía Local de Alcorcón se halla inmerso en el ojo del huracán y tras hacerse público su enfrentamiento con el nuevo equipo de gobierno y la denuncia interpuesta contra dos miembros de éste por supuestas coacciones y amenazas, un artículo publicado por el periódico La Razón pone de manifiesto una multitud de supuestas irregularidades que ponen en entredicho su labor al frente de la institución que dirige.

Según el artículo publicado por La Razón, titulado “El «sheriff» de Alcorcón”, Sergio Ruiz habría montado un «cortijo» en el municipio y muchos policías se habrían visto obligados a abandonar por las continuas «vejaciones profesionales» que han sufrido.

Según estos agentes, que renuncian a denunciar la situación por miedo a represalias, Sergio Ruiz habría utilizado material antidisturbios aunque no es el equipamiento de la Policía Municipal; tiene contenciosos por tema de licencias de armas; dispone de los vehículos oficiales camuflados para su uso particular en vacaciones, fines de semana y puentes; y asume para la Policía Municipal competencias que como agente local, no tiene otorgadas, según lo establecido en el convenio que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) rubricó con el Ministerio del Interior.

Los críticos con el subinspector jefe de la Policía Municipal de Alcorcón aseguran que no mantiene buena relación prácticamente con nadie: Ni con la Policía Nacional de la localidad, ni con la Guardia Civil ni, sobre todo, con su propia plantilla. Además aseguran que desde que Sergio comenzó a trabajar en Alcorcón el miedo impera entre los agentes: «O estas con él o contra él. No hay media tintas», aseguran en privado, mientras denuncian que quien disiente de su forma de trabajar sufre «vejaciones profesionales»: cambios arbitrarios de horario, de funciones (alegando un simple «no cumples con las expectativas») o apertura de expedientes por el motivo más absurdo. En definitiva, «mobbing». Precisamente lo que el propio subinspector denuncia que ha sufrido por parte del nuevo equipo de Gobierno, del Partido Popular.

Más información
El «sheriff» de Alcorcón

Share

17 septiembre, 2011. Archivado en Actualidad,Seguridad y Movilidad.