Alcorcón en las Redes Sociales

La revisión del proceso funcionarización masiva realizada por los socialistas al final de su mandato recibe 2.000 alegaciones en contra

La revisión del proceso de funcionarización llevado a cabo por el gobierno socialista saliente poco antes de las elecciones municipales de 2011 ha recibido ya más de 2.000 alegaciones en contra.

Así lo ha explicado hoy la portavoz socialista, Natalia de Andrés, quien ha asegurado que a esas 2.000 alegaciones contra la “desfuncionarización” iniciada por el Gobierno el Partido Popular habrá que añadir las alegaciones presentadas por los interesados concretos, es decir, los trabajadores, por lo que esta cifra podría incrementarse sustancialmente.

Esta elevada cifra se debe sin duda al fuerte apoyo recibido por parte del Partido Socialista de Alcorcón, quien facilitó un modelo tipo de alegaciones a través de su página web animando a todos los ciudadanos y afectados a presentarlo ante el registro administrativo del Ayuntamento.

Dado este elevado número de alegaciones recibidas y a la imposibilidad de contestar todas ellas en el plazo de tres meses, que finalizaría ayer, 18 de marzo, el Gobierno se ha visto obligado a ampliar el plazo otros dos meses. Por ello el plazo máximo de resolución y notificación del procedimiento de revisión de oficio de las bases del proceso de funcionarización finalizará el 18 de mayo.

“Este elevado número de alegaciones al proceso iniciado por Pérez da buena muestra del número de personas, sin contar los trabajadores, que consideran que el Gobierno les está perjudicando de forma indirecta al decidir eliminar la categoría de funcionarios a cientos de trabajadores municipales”, ha explicado Natalia de Andrés.

El Grupo Municipal Socialista presentó además una moción en la que solicitaba la retirada inmediata del inicio de la revisión de oficio de las bases del proceso de funcionarización: “Este proceso determinado por la Comunidad de Madrid y que contó con el rigor de los informes técnicos, logró el ahorro de dos millones euros al año gracias ahorro en materia de cotizaciones”, ha indicado.

Para De Andrés, “el hecho de un alcalde pretenda arrebatar a cientos de trabajadores la categoría laboral que han conseguido acatando la ley, con su esfuerzo y tras pasar por dos procesos selectivos, define a un alcalde caracterizado por su intolerancia e intransigencia: cree que Alcorcón es su cortijo y puede hacer lo que le viene en gana”.

Share

19 marzo, 2014. Archivado en Destacado,Política.