Alcorcón en las Redes Sociales

Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla: David Pérez promueve la creación de una red de ciudades por la Memoria del Holocausto

acto-memoria-holocausto-naziAprovechando su intervención en el acto de celebración del Día de la Memoria del Holocausto, que está designado a nivel mundial por Naciones Unidas para el día 27 de enero, y que contó con la presencia de personalidades como el presidente de la Comunidad Judía de Madrid, David Hatchwell; el director del Centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas, o la portavoz de la Embajada de Israel en España, Hamutal Rogel, el Alcalde de Alcorcón anunció su firme intención de impulsar la creación de una red de ciudades por la Memoria del Holocausto.

“Somos ciudades que compartiremos experiencias, programas y actividades, pero sobre todo compromisos para evitar que se repitan y que se olviden estos terribles crímenes”, explicó el regidor.

Además, el alcalde anunció que todas las bibliotecas de Alcorcón tendrán un apartado dedicado al Holocausto, con libros de diversos géneros, para, por un lado, “evitar corrientes negacionistas o que se atreven a justificar esa barbarie, y, por otro, que las nuevas generaciones tengan documentación e información para saber qué fue lo que ocurrió y se conciencien en que jamás puede volver a repetirse algo así”.

El Rabino de la Comunidad Judía de Madrid, Moshé Bendahan, ofició la oración en honor a las víctimas de la barbarie nazi. Durante el acto tuvo lugar la ceremonia de encendido de seis velas en homenaje a todas las víctimas del Holocausto. La primera de ellas, por los seis millones de judíos asesinados en guetos, persecuciones y campos de concentración. La segunda tenía como protagonistas al millón y medio de niños judíos menores de 16 años asesinados por los nazis. Los protegidos por los Justos, que con su humanidad salvaron a miles de judíos perseguidos, fueron representados con la tercera vela. También hubo un recuerdo especial para quienes, arriesgando sus vidas, salvaron a los perseguidos, para los supervivientes que rehicieron sus vidas en Israel y en la diáspora preservando su identidad. La última vela fue un recuerdo a la memoria de los colectivos que padecieron la barbarie nazi: gitanos, minusválidos y homosexuales, entre otros.

Especialmente emocionante resultó el relato de Jorge Klainman, superviviente del exterminio nazi, que contó las penalidades que sufrió, cuanto apenas contaba con 14 años, primero en un gueto polaco y luego en campos de concentración como Plaszow y Mauthausen.

Share

29 enero, 2015. Archivado en Actualidad.