Alcorcón en las Redes Sociales

El plan de Prevención de Incendios Forestales reduce drásticamente el número de fuegos en la masa arbórea de la ciudad

El Gobierno Muncipal ha calificado como “espectaculares” los resultados obtenidos por el Plan de Prevención y Actuación en Emergencias por Incendios Forestales puesto en marcha durante este pasado verano, tras haberse logrado un descenso en el número de siniestros de casi un 60 por ciento menor que en el ejercicio de 2012, que ya batió todos los records positivos en la materia.

En total, entre los días 15 de junio y 30 de septiembre de este año, época de máximo peligro de incendios forestales, se han producido 30 fuegos, frente a los 73 de 2012, los 98 de 2011 o los 83 de 2010. La superficie afectada ha sido exclusivamente de pastos, sin afectar a zonas arbóreas, y ni uno solo de estos incendios ha producido daños en las zonas marcadas como prioritarias o de mayor valor ecológico: Presillas, Prado Santo Domingo, Venta de La Rubia, Parque de Urtinsa y Fuente Cisneros.

Ante estos resultados, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha mostrado su “máxima satisfacción por el trabajo realizado por los servicios municipales implicados en este dispositivo de prevención y actuación contra los incendios forestales, así como la concienciación y colaboración ciudadana, a mi juicio fundamental para volver a mejorar los resultados, por encima de los de 2012 que ya fue un ejercicio espectacularmente positivo”.

De los 30 incendios de este verano, sólo uno afectó a una de las zonas prioritarias en el Plan: se trató de un fuego de pasto de 100 metros cuadrados, sin afectación arbórea, junto al centro de transformación ubicado en Las Presillas.

La superficie aproximada afectada entre todos los siniestros registrados este año es de unos 73.000 metros cuadrados. En ninguno de los incendios registrado se han producido víctimas o heridos, tampoco entre los miembros de las dotaciones actuantes.

Cabe destacar que una veintena de estos siniestros se produjeron de forma intencionada, tal y como denunció el Cuerpo de Bomberos de Alcorcón tras finalizar el mes de julio, en el que se produjo el mayor número de incendios precisamente por este motivo. Gracias a la colaboración ciudadana, la Policía Municipal identificó y puso a disposición judicial a un ciudadano presuntamente responsable de provocar uno de los incendios más graves, nada más comenzar el verano, a finales de junio.

Inspecciones nocturnas
Al margen de estos 30 fuegos de pastos y monte bajo, durante la época de vigencia del Plan de Prevención de Incendios Forestales se realizaron un total de 709 servicios de inspección, vigilancia y control: 602 de ellos a cargo de la Unidad de Medio Ambiente de Policía Municipal y 107 por parte del Cuerpo de Bomberos y Protección Civil. Fruto de estas inspecciones, con servicios policiales nocturnos como gran novedad este año, se realizaron diversas actuaciones específicas de desbroce y limpieza por parte del Servicio de Parques y Jardines en zonas de acceso, de acumulación de residuos o de circulación de vehículos de emergencia, así como de ESMASA en su competencia de limpieza, que han supuesto un total de 123 hectáreas de superficie desbrozada.

Igualmente, desde la Concejalía de Parques y Jardines y Medio Ambiente se han remitido 93 requerimientos a propietarios de parcelas privadas en distintas partes del municipio, así como a la Direcciones Generales de Carreteras, Vivienda y Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid en terrenos de su competencia. Todo tras una primavera, la del año el 2013, catalogada como una de las más lluviosas de los últimos diez años.

Durante el periodo de vigencia del Plan, del 15 de junio al 30 de septiembre, desde la Concejalía de Seguridad se han puesto a disposición todos los medios disponibles del servicio de Bomberos (72 bomberos y 3 autobombas), de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Municipal (24 Agentes y 2 vehículos patrulla), y de la Concejalía de Parques y Jardines (209 empleados y 14 vehículos).

Durante estos meses, se han llevado a cabo funciones compartidas de vigilancia e inspección entre los diferentes servicios, así como labores específicas de desbroce, comprobación y acondicionamiento de accesos de emergencia y fuentes de agua para los vehículos de Bomberos. Se ha establecido un procedimiento de activación de recursos y una cartografía que ha permitido reducir los tiempos de respuesta y aumentar la eficacia de las dotaciones desplazadas en caso de incendio. Toda esta información ha sido incorporada y está disponible gracias a la plataforma de gestión de emergencias SafetyGPS.

Share

8 octubre, 2013. Archivado en Actualidad,Medioambiente.