Alcorcón en las Redes Sociales

La oposición rechaza de forma unánime el nuevo Reglamento Orgánico Municipal

Los grupos municipales de IU-Los Verdes, UPyD, y PSOE presentaron conjuntamente durante el Pleno Municipal celebrado el pasado lunes las alegaciones de rechazo a la modificación del Reglamento Orgánico de Alcorcón que suponen, según la portavoz socialista, Natalia de Andrés, “una restricción de derechos individuales y colectivos a todos los vecinos de Alcorcón y que no ha contado en absoluto con el consenso de los grupos políticos de la oposición ni participación de las entidades ciudadanas y colectivos sociales, muestra inequívoca del carácter excluyente de este Alcalde”.

Los tres grupos políticos han criticado el método por el cual se ha cambiado el reglamento, modificado por el Gobierno municipal de manera unilateral; “durante años Alcorcón ha adoptado, mediante el consenso de los partidos políticos de la ciudad y la participación de los vecinos y vecinas, las grandes decisiones que afectaban tanto a la vida de la ciudad como a las reglas de juego de que nos dotábamos los alcorconeros y alcorconeras”, ha destacado De Andrés. Un consenso “palpable en el anterior Reglamento Orgánico Municipal (ROM) que se aprobó por unanimidad de los partidos políticos cuando Alcorcón pasó a ser declarada Gran Ciudad en 2005”, ha señalado.

De Andrés ha añadido que el problema no es sólo que no haya habido participación, es que “el contenido del nuevo Reglamento orgánico restringe claramente derechos de la ciudadanía y de la oposición. Se cambian las reglas de juego, sólo por una parte, favoreciendo al gobierno y restringiendo derechos fundamentales”.

En cuanto a la ciudadanía, los vecinos y vecinas no podrán acudir a las juntas de gobierno, que serán secretas, tampoco sabrán la hora a la que se convocará cada pleno (se deja en función de la agenda del Alcalde); pero es que además, en caso de que un ciudadano sea expulsado del pleno, el Alcalde le impondrá una multa de 1.500 euros a no ser que pida perdón y se comprometa a no volver a tres plenos consecutivos.

Para De Andrés, esto supone “una falta de respeto absoluta a la participación ciudadana, al derecho de todos los vecinos y vecinas a participar en asuntos públicos y, sobre todo, un abuso por parte de la Alcaldía, arrogándose un poder absoluto, por no decir absolutista”. Añade De Andrés que “parece que el Alcalde tiene miedo a los ciudadanos, muestra de la lejanía que tiene con la sociedad, “prejuzgando a los asistentes al pleno como si fuesen presuntos infractores en lugar de escucharles; piden más participación, más democracia y más transparencia y ante ésto, Pérez hace justo lo contrario”.

En lo referente a la oposición, Pérez limita el número de propuestas a llevar al pleno, los tiempos de exposición, los temas de debate y la posibilidad de hacer alegaciones y pedir informes. “Se ataca a la calidad democrática de esta Ayuntamiento, ahora sólo podremos hablar de temas de competencia estrictamente municipal (bien pocas en la administración) de manera que muchas medidas que afectan a los ciudadanos y ciudadanas de Alcorcón quedarán fuera del debate (educación, sanidad, desempleo…)”, según explica la portavoz socialista.

Por ello, todos los grupos de la oposición “hemos pedido retrotraernos al anterior ROM y empezar un nuevo reglamento entre todos y todas, consensuado por todos los grupos políticos al ser la norma básica que rige en nuestra ciudad, lo que hemos venido a llamar siempre la -Constitución de Alcorcón-”, ha destacado De Andrés. Una cuestión rechazada ya en el pleno el pasado lunes por el PP.

“Nunca, en democracia, una legítima mayoría otorgada por las urnas da la legitimidad moral para transformar radicalmente las reglas de juego sin debatir con otras fuerzas políticas ni con los ciudadanos y ciudadanas”, por lo que De Andrés ha adelantado que “iremos al contencioso administrativo por vulneración de derechos fundamentales y para defender a la ciudadanía de Alcorcón ante este abuso”.

Share

2 agosto, 2012. Archivado en Política,Portada.