Alcorcón en las Redes Sociales

La nueva ordenanza de prevención y control de la contaminación acústica perseguirá que Alcorcón sea una ciudad mas silenciosa y respetuosa con el descanso de los vecinos

El Ayuntamiento de Alcorcón prepara una Ordenanza de Prevención y Control de la Contaminación acústica, cuyo objetivo es establecer condiciones de funcionamiento más silenciosas y respetuosas con el descanso y confort acústico de los vecinos, regulando situaciones de la vida cotidiana.

La nueva norma, que será aprobada por el Pleno Municipal una vez que vecinos, asociaciones y entidades empresariales realicen sus alegaciones al proyecto en el plazo de un mes, incorporará nuevas medidas para prevenir molestias a los vecinos de establecimientos como bares, fiestas en un domicilio particular, o el ruido molesto que puede hacer un ascensor o una caldera de la comunidad de vecinos.

Además, con este nuevo proyecto se conseguirá adaptar los reglamentos municipales a la normativa estatal y europea vigente para esta materia.

La nueva ordenanza incorporará nuevas formas de medir el ruido contemplando la intensidad así como la presencia de bajas frecuencias, tonos puros o impulsos.

Además incorporará normas que regulen la convivencia vecinal controlando el ruido procedente de reformas domiciliarias; nuevos límites acústicos poniendo especial atención sobre las bajas frecuencias, los tonos puros y los impulsos; establecerá medidas correctoras en lugares de pública concurrencia como por ejemplo gimnasios, carnicerías o parques de bolas que tendrán que incorporar un aislamiento mínimo de 57 decibelios (db); incrementará a 63 db de aislamientos a bares, restaurantes y bodegas, entre otros; impondrá nuevos límites a las actividades que se realicen conteniendo elementos musicales como por ejemplo los pubs, a los que se les exigirá 72 db de aislamiento y se les obligará a implantar un limitador regulado con 85 db como valor máximo.

Con la nueva norma las discotecas, cafés espectáculos y negocios de características similares deberán incrementar el aislamiento acústico a 77 db, contar con un limitador, disponer de personal de control de acceso y controlar que los equipos de reproducción audiovisual no superen los 85 db.

Este proyecto también propone modificar la Ordenanza de Convivencia Ciudadana y de Prevención de Conductas Antisociales estableciendo medidas de protección a los árboles y especies vegetales de actos vandálicos.

Share

5 marzo, 2015. Archivado en Medioambiente,Portada.