Alcorcón en las Redes Sociales

La Tesorería de la Seguridad Social dejó sin efecto el aplazamiento de la deuda del Ayuntamiento de Alcorcón porque no había pagado la cuota obrera

Según informa la oficina de prensa del Ayuntamiento de Alcorcón, el pasado 16 de junio, el Consistorio recibió un escrito procedente de la Tesorería de la Seguridad Social en el que se denegaba el aplazamiento de una deuda de 1.227.501,07 euros correspondiente a las cuotas de marzo de 2011, entre las que se incluye la cuota obrera. El aplazamiento fue denegado por estar en vigor uno anterior de 4.514.602,09 euros.

Desde el Consistorio recuerdan que el apartado segundo del artículo 36 del Reglamento General de Recaudación de la Seguridad Social se establece que “se considerará incumplido el aplazamiento en el momento en que el beneficiario deje de mantenerse al corriente en el pago de sus obligaciones con la Seguridad Social con posterioridad a su concesión”. De esta forma, el aplazamiento que en principio fue concedido, correspondiente a las cuotas de los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2009; diciembre de 2010 y febrero de 2011, quedó sin efecto.

En la tarde del miércoles, el primer teniente de alcalde, Óscar Romera, y el concejal de Gestión Pública y Régimen Interior, Eduardo Serrano, mantuvieron una reunión con los sindicatos UGT, CCOO y CSI-CSIF para explicarles el estado actual de esta situación. En ella, los representantes del Ayuntamiento dieron a conocer que, gracias al pago efectuado ya por este Gobierno de la cuota obrera, la Tesorería de la Seguridad Social había concedido el aplazamiento del pago de los más de 7 millones de euros que el anterior gobierno adeudaba.

El primer teniente de alcalde, Óscar Romera, ha afirmado que “ese aplazamiento de más de 4,5 millones dentro de la legalidad del que hablaba la portavoz socialista, Natalia de Andrés, fue anulado precisamente porque no pagaron las cuotas del mes de marzo de 2011, cuotas para las que pidieron un nuevo aplazamiento que les fue denegado. Lógicamente, en el impago de marzo se incluían también las cuotas de los trabajadores”. Romera señala, además, que “desde el 11 de junio, fecha de la toma de posesión de este gobierno, no se ha generado ninguna nueva deuda con la Seguridad Social”.

El primer teniente de alcalde ha finalizado diciendo que “desde este gobierno no se pretende ni amedrentar a nadie, ni muchos menos difamar, pero sí es nuestra obligación, desde la transparencia que mueve todas nuestras actuaciones, poner en conocimiento de los ciudadanos y, en su caso, del Tribunal de Cuentas, los desmanes de unos políticos socialistas que han dejado a la altura del betún hasta la marca del partido que los cobija”.

Share

2 septiembre, 2011. Archivado en Actualidad.