Alcorcón en las Redes Sociales

La policía municipal expulsa a un afiliado socialista del pleno por insultar a una concejala popular

Los Plenos del Ayuntamiento de Alcorcón llevan el camino de convertirse en un auténtico campo de batalla gracias, principalmente, al comportamiento del público asistente a la sala de Plenos que increpa, abuchea e incluso llega a insultar a los concejales populares ante la pasividad del Equipo municipal socialista.

El pasado pleno celebrado el 24 de septiembre se saldó con la expulsión de un afiliado socialista de la sala de Plenos al insultar a una concejala popular, siendo necesaria la intervención de la Policía Municipal.

Por su parte, el Alcalde de la ciudad, Enrique Cascallana, supuesto moderador de la sesión plenaria, no recriminó su actuación a los simpatizantes socialistas hasta que los ediles populares se quejaron de su falta de control sobre el desarrollo del Pleno, ya que el público había interrumpido en varias ocasiones el turno de palabra del portavoz municipal del Partido Popular, Pablo Zúñiga.

Esta situación viene repitiéndose desde la toma de posesión el pasado mes de junio del nuevo equipo de Gobierno socialista, que suele ser aplaudido en cada intervención por el mismo público, que falta el respeto a otros ediles, elegidos también democráticamente.

Ya en la Junta de portavoces del mes de julio, el Partido Popular denunció ante el Alcalde de Alcorcón el acoso que viven los representantes municipales populares en los Plenos.

El Partido Popular ha mostrado su preocupación por el creciente clima de crispación que vive el Ayuntamiento de Alcorcón. Tras finalizar esta sesión plenaria, que se extendió durante más de cinco horas, los populares presentaron una nueva queja ante Enrique Cascallana, responsable al fin y al cabo de que la vida política de la localidad transcurra con tranquilidad, exigiendo que se garantice la libertad de expresión de todos y cada uno de los sectores políticos y sociales del municipio.

Share

4 septiembre, 2003. Archivado en Actualidad.