Alcorcón en las Redes Sociales

La clausura del centro regional para la atención de las victimas de accidentes laborales gestionado por UGT provoca el rechazo de la oposición en Alcorcón

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Natalia de Andrés, ha criticado que una de las primeras medidas del nuevo alcalde sea la eliminación de un importante servicio público para las víctimas de accidentes laborales.

Natalia de Andrés, ha mostrado su rechazo ante la decisión política del Gobierno municipal aprobada hoy en la Junta de Gobierno Local de clausurar el primer centro de UGT- Madrid de atención integral para víctimas de accidentes laborales de la Comunidad de Madrid en un local que fue cedido por el anterior Equipo de Gobierno en el barrio de Parque Grande.

“Es lamentable que una de las primeras medidas del alcalde sea la eliminación de un importante servicio público para las víctimas de accidentes laborales, una iniciativa que significaba un compromiso con los trabajadores y sus familias frente a todos los problemas que suponen los accidentes en el trabajo”, ha puntualizado Natalia de Andrés.

Para la portavoz socialista, “esta decisión nos empieza a mostrar del modelo de Gobierno de David Pérez, un modo autoritario y caciquil, y que significa un clara persecución sindical y un agresión a todas las vítimas de accidentes laborales” tras lo que se ha preguntado “qué daño puede hacer un servicio de ayuda de este tipo”.

La apertura de dicho centro, que contó con la asistencia tanto del anterior alcalde, Enrique Cascallana, como del secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, se llevó a cabo después de que UGT-Madrid constituyera la Fundación para la defensa integral de víctimas de accidentes laborales (Fundival), con el fin de apoyar a los afectados ofreciendo asesoramiento jurídico y psicológico, una medida que José Ricardo Martínez calificó como “un ejemplo, poniendo el patrimonio del Ayuntamiento de Alcorcón en manos de los ciudadanos”.

La portavoz socialista ha criticado esta decisión del PP y su falta de apoyo a los trabajadores, así como el hecho de que utilicen como excusa “la falta de espacios, algo incomprensible cuando desde hace dos meses, Alcorcón cuenta con 7.000 metros cuadrados nuevos de oficinas con el nuevo Ayuntamiento, de modo que no hay ningún argumento que justifique la eliminación de este servicio”.

Finalmente, Natalia de Andrés ha mostrado su deseo de que “el Gobierno municipal rectifique su actitud frente a los sindicatos y muestre más respeto hacia las víctimas de accidentes laborales y los trabajadores”. En este sentido, ha recordado que, según datos de UGT, en los cuatro primeros meses de este año 35 trabajadores fallecieron por causas laborales y 178 sufrieron accidentes graves.

 

Share

29 junio, 2011. Archivado en Actualidad,Política.