Alcorcón en las Redes Sociales

La justicia archiva la querella de Enrique Cascallana contra David Pérez por las presuntas injurias en los recibos del IBI

perez-cascallanaSegún ha informado hoy una conocida agencia de noticias, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Alcorcón ha decretado el archivo de la querella presentada por el ex-alcalde socialista, Enrique Cascallana, contra el actual alcalde de Alcorcón, David Pérez y su Director General de Hacienda, Javier Rodriguez Luengo, por un supuesto delito de “injurias graves con publicidad y malversación de caudales públicos” relacionado con la información plasmada en los recibos del IBI correspondientes al segundo plazo de 2012, que fueron remitidos a todos los hogares de la ciudad.

A través de dicho recibo, el actual Equipo de Gobierno desviaba la responsabilidad de la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles correspondiente al segundo plazo de 2012 en el anterior Equipo de Gobierno, asegurando que la subida de 2012 se debía a la revisión catastral realizada por el Gobierno Socialista de Enrique Cascallana, el cual habría dejado “programada y comprometida” la subida del IBI hasta el año 2017.

La respuesta de Enrique Cascallana como ex-alcalde de Alcorcón fue interponer una querella contra Pérez por injurias, calumnias y malversación de fondos públicos asegurando que David Pérez estaba “impulsando una campaña de difamación, injurias y calumnias utilizando medios públicos, algo inconcebible desde el punto de vista democrático, como utilizar bandos municipales, notificaciones de recibos de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los vecinos y la página web, no para informar sino para criticar la gestión anterior y no dar opción a la contestación”.

Cascallana decía verse obligado a acudir a los tribunales y acusaba directamente al actual alcalde de intentar “esconder su mala gestión con falsedades y con el uso de medios públicos”, pero la justicia parece no acompañar el sentimiento de ex-alcalde ya que según el auto dictado por el titular del juzgado número 5 de Alcorcón, “no se considera que se den los presupuestos de del delito invocado” ya que “no hay ánimo de lucro”.

En el auto, que puede ser aún recurrido, el juez tampoco aprecia un delito de injuria ya que la información “no era falsa, por lo que ninguna responsabilidad penal puede derivarse de su difusión”.

Share

15 diciembre, 2014. Archivado en Política,Portada.