Alcorcón en las Redes Sociales

El Jefe de la Policía Local de Alcorcón estará apartado del servicio durante 21 meses

Sergio Ruiz, jefe de la Policía Municipal de Alcorcón.- LUIS SEVILLANO (elpais.com)

Sergio Ruiz, jefe de la Policía Municipal de Alcorcón.- LUIS SEVILLANO (elpais.com)

Tras seis meses de suspensión cautelar de funciones, el pasado 22 de marzo se produjo la reincorporación al servicio de Sergio Ruíz Platero, el jefe de la Policía Local de Alcorcón, pero según ha informado hoy la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol), a los 45 minutos de su incorporación al servicio, Sergio Ruíz recibió la notificación de una sanción de suspensión de empleo y sueldo de un total de 21 meses, por la supuesta comisión de dos faltas disciplinarias graves y una muy grave.

A Sergio Ruiz se le imputa una supuesta falta muy grave por una supuesta falta de colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía, como consecuencia de la participación de la Policía Local en las funciones de Policía Judicial, con una sanción de 12 meses; una supuesta falta grave consistente en la utilización de armas sin causa justificada durante los graves disturbios ocurridos en las fiestas patronales de septiembre del año 2011, con una sanción de 3 meses; y una supuesta falta grave, consistente en la tramitación de una factura de forma incorrecta, con una sanción de 6 meses.

En este sentido Unijepol ha reiterado su rechazo al proceso disciplinario abierto contra Sergio Ruíz, manifestado además que las sanciones son totalmente injustas e injustificadas: “Consideramos que el trabajo realizado por la Policía Local de Alcorcón en materia de Policía Judicial, bajo la dirección profesional de Sergio Ruíz, se ajustó estrictamente a las competencias que el marco jurídico vigente atribuye a las Policías Locales, así como a los acuerdos de colaboración suscritos entre el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Alcorcón. Y que este trabajo fue, además, avalado por los juzgados de Alcorcón y por los gobiernos municipales”.

Respecto a la utilización de armas antidisturbios (concretamente, de una escopeta policial que disparó ¡salvas de ruido! y un aparato que lanzó pelotas de espuma), desde UNIJEPOL consideran que fue una actuación absolutamente proporcionada, para afrontar unos disturbios en los que resultaron heridos 7 policías locales, varios policías nacionales y sin que ni uno solo de los jóvenes que participaron en los disturbios resultara con lesiones.

En relación al asunto de la factura, UNIJEPOL ha explicado que la participación del jefe de la Policía Local en este asunto se limitó a remitir la factura al Departamento de Intervención, siguiendo las indicaciones del Concejal de Seguridad, que fue quien aprobó la misma. “Los jefes de Policía Local ni deciden las compras, ni aprueban el gasto; por tanto esta imputación, como las anteriores, está carente una justificación real”, recuerdan.

“En definitiva, nos encontramos ante un proceso disciplinario que ha estado plagado de ilegalidades, con acusaciones que no se sostienen ante un análisis mínimamente objetivo y con sanciones brutales, que son absolutamente inusuales. Todo ello nos confirma, una vez más, que su verdadero fin no ha sido otro que apartar a Sergio Ruíz de su responsabilidad como jefe de la Policía Local”, manifiestan.

Una instrucción muy bien remunerada
La Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local ha denunciado además que la persona designada como instructora del expediente carece de la especialización y los conocimientos técnicos que exige el ordenamiento jurídico, ya que no es miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Una falta de cualificación que se ve agravada porque la instructora ha rechazado las pruebas propuestas por Sergio Ruíz para que profesionales con los conocimientos técnicos pudieran prestar declaración y asesoramiento sobre las acusaciones más directamente relacionadas con el ejercicio de la función policial. Motivo por el cual desde UNIJEPOL entienden que esta decisión ha sido adoptada con el único ánimo de evitar un ejercicio eficaz de la defensa.

En este contexto, UNIJEPOL ha manifestado su extrañeza por el Decreto del Concejal de Gestión, Función Pública y Régimen Interior del Ayuntamiento de Alcorcón, dictado el día 26 de enero de 2012, por el que se incrementaron de forma muy importante las retribuciones de la instructora del expediente, por el simple procedimiento de cambiar la denominación del puesto de trabajo que desempeña (pasó de denominarse “Jefa de Servicio de Contratación y Patrimonio” a “Jefa de Departamento de Contratación y Patrimonio”). Y ello, en un Ayuntamiento con una situación financiera ruinosa (en palabras del propio Alcalde), que ha motivado la eliminación y amortización de diversos puestos de personal funcionario del ayuntamiento.

Ante lo que desde UNIJEPOL califican como un “nuevo acto de acoso y persecución”, además de la querella criminal que se está tramitando y en la que ya han sido imputados dos concejales del Ayuntamiento de Alcorcón, Sergio Ruíz habría presentado demanda contencioso-administrativa ante la Autoridad Judicial, solicitando la anulación de las sanciones impuestas.

Share

24 abril, 2012. Archivado en Actualidad,Seguridad y Movilidad.