Alcorcón en las Redes Sociales

Familias, desempleados y emprendedores de Alcorcón, beneficiarios de la ordenanza fiscal 2013

El Ayuntamiento de Alcorcón ha aprobado hoy en la Junta de Gobierno Local el Proyecto de Modificación de las Ordenanzas Fiscales y Precios Públicos para el año 2013. Dicho proyecto recoge una reducción de la presión fiscal para los ciudadanos del municipio, con una bajada efectiva de impuestos y el mantenimiento de la mayoría de las tasas y precios públicos. Austeridad, rigor, equilibrio y apoyo a las familias y a la creación de empleo definen los cambios aprobados hoy.

Concretamente, la bonificación por el pago de impuestos periódicos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a través del APLAZA6 pasa de un 2 a un 5 por ciento. Se congelan las tarifas en la mayoría de las tasas y precios públicos, sobre todo las relacionadas con las actividades culturales y las enseñanzas, aplicando el IPC interanual más favorable (julio 2011-julio 2012) del 2,2 por ciento, cinco décimas por debajo del IPC adelantado del mes de agosto, que sitúa la inflación en el 2,7 por ciento.

Beneficios fiscales para familias numerosas y apuesta por el empleo

Las familias numerosas se verán beneficiadas de una ampliación de su bonificación en el IBI. Dicha bonificación pasará al 65 por ciento en el caso de las de categoría general, y al 85 por ciento las de categoría especial.

Además, todas aquellas personas en situación de desempleo gozarán de la llamada “cuota cero”, es decir, de la gratuidad de todos aquellos cursos y actividades que vayan encaminadas al fomento de la empleabilidad.

Una muestra más de la preocupación de este Gobierno por el empleo es el apoyo a los emprendedores mediante la reducción de las tarifas un 35 por ciento para nuevas actividades que estén sujetas a declaración responsable y cuya superficie del negocio sea igual o inferior a 150 m2.

Asimismo, el Gobierno continúa con las políticas de estímulo y protección del tejido comercial e industrial de la ciudad, manteniendo los coeficientes del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

“Fiscalidad verde”: orientación medioambiental en el Impuesto de Vehículos

El Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) tendrá de cara al próximo año una marcada orientación medioambiental, siguiendo el concepto de “fiscalidad verde”. De esta manera, se introduce una bonificación en este impuesto en función de la clase de carburante y de las características de los motores de los vehículos y su incidencia en el medio ambiente: la bonificación alcanzará el 75 por ciento si el combustible utilizado es biogás, gas natural comprimido, metano o hidrógeno.

También gozarán de una bonificación del 25 por ciento los propietarios de aquellos coches con una menor incidencia en el medio ambiente, aplicándose a los vehículos eléctricos y a los híbridos enchufables.

Adecuación de las tasas a los servicios

El Proyecto de Modificación de las Ordenanzas Fiscales y de Precios Públicos para el año 2013 responde a los compromisos asumidos con el Plan de Ajuste, que se extiende durante el periodo 2012-2022 y que tiene como principales objetivos volver a la situación de equilibrio presupuestario para garantizar el mantenimiento de los servicios públicos, hacer frente al pago de las obligaciones con proveedores y acreedores, obtener los ingresos corrientes suficientes para atender los gastos corrientes y financiar adecuadamente los servicios públicos prestados, han destacado desde el ayuntamiento.

Por ello, este proyecto de Ordenanzas Fiscales y Precios Públicos adapta determinadas tasas que, bien por la definición de su hecho imponible, o bien por el número de usuarios o afectados, tienen una menor repercusión, dando así cumplimiento a las coberturas de coste de los servicios públicos aprobadas en el Plan de Ajuste.

Se produce también un cambio en la regulación jurídica de los ingresos de las actividades deportivas que, como consecuencia de los estudios de costes y de los informes jurídicos realizados, pasan a tratarse como precios públicos, con el fin de dotar a su gestión de una mayor agilidad y, por tanto, mayor eficacia de cara al ciudadano.

En definitiva y pese a la crítica situación económica que atraviesa el Ayuntamiento de Alcorcón, el Gobierno ha destacado que quiere, desde el rigor y con el único objetivo de prestar a los ciudadanos servicios públicos de calidad, no incrementar la presión impositiva, promoviendo políticas fiscales que beneficien a las personas más necesitadas, especialmente a las familias y desempleados, y estimulando la generación de empleo mediante el apoyo a empresas y emprendedores.

Share

25 septiembre, 2012. Archivado en Actualidad,Economía y Empleo,Portada.