Alcorcón en las Redes Sociales

El embajador de Costa Rica visita Alcorcón para inaugurar las exposiciones Pura Vida y Auto trazos

El embajador de Costa Rica, Ehert Peter (den el centro, con traje oscuro), junto al primer teniente de alcalde de Alcorcón, José Gabriel Astudillo (segundo por la derecha), el concejal de Cultura, Luis Galindo (primero por la derecha) y varios de los artistas costarricenses que exponen sus obras en el Buero Vallejo

El embajador de Costa Rica en España, Ehert Peter, y el primer teniente de alcalde de Alcorcón, José Gabriel Astudillo, inauguraron el pasado jueves las exposiciones Pura Vida, en la que se recoge la obra de grabadores costarricenses, y Auto trazos, con la obra de la artista americana Marcia Salas.

La exposición colectiva “Pura vida” trae hasta Alcorcón la actualidad de la estampación en Costa Rica, formando parte de una historia que comienza a modelarse en el siglo pasado gracias, como casi siempre en el arte, a quiénes los artistas denominan “espíritus inquietos”.

Pura vida llega en colaboración con la O.N.G Prints for the World-Grabados, propiciando el conocimiento de la obra gráfica de esta importante escuela de grabado iberoamericano. Además, esta vinculación permitirá que grabadores de Alcorcón expongan próximamente en San José de Costa Rica, fortaleciendo las relaciones entre ambos colectivos y ante el arte de ambos países.

Los “Auto trazos“, de Marcia Salas permitirán aumentar el número de mujeres grandes en la ciudad. Y es que la artista ha traído a nuestra ciudad, como le gusta nombrar esta serie de su obra, a “sus chicas”. Se trata de autorretratos de mujeres grandes, firmes, potentes, con rasgos de tierra, de frutales, de cafetales en su cuerpo y con cicatrices en su piel, la documentación de las huellas de la vida, que dice la autora.

Para esta serie todo comenzó hace diez años, cuando comprendió su condición de “extra bella”. Así se inició en los Auto trazos, ilustrando unas medidas perfectas que sobrepasaban muchos límites. Los tonos negros, rojos y caobas protagonizan las telas de gran formato que ha traído a Alcorcón, en las que ha ido tejiendo “la historia de mi niñez, infancia, juventud y las historias de quiénes me precedieron, de mi familia”. Todo a través de retratos de mujeres que de perfil, de frente o de espaldas, son mujeres osadas: “Ellas confrontan el futuro con serenidad porque son conscientes de sus vivencias del pasado y del presente que quieren vivir”.

Se trata, en el fondo, de grandes mujeres “reconciliadas” con sus grandes pesos, con sus medidas perfectas, “sabedoras de que la belleza no tiene medida”, afirma Marcia.

Los no lugares, de Silvia Pascual Horas, constituyen espacios para buscar reflexiones en los que, según explica la artista, “el público espectador pueda interactuar, pensar, aislarse, soñar y, lo más importante, encontrar su identidad”. En el fondo, lo que propone la autora es imaginar. Diez obras de un metro por setenta centímetros sobre papel blanco y papel japonés desean transportar a otro mundo desde un punto de partida que ella define como “todo un riesgo para elaborar una historia propia”

Share

16 abril, 2012. Archivado en Actualidad,Cultura.