Alcorcón en las Redes Sociales

Dos nuevas sentencias respaldan al Ayuntamiento en el cese de funcionarios interinos

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 10 de Madrid ha venido a equilibrar la balanza en la batalla judicial que están librando, en varios ordenes jurisdiccionales, los servicios jurídicos del Ayuntamiento contra sindicatos y trabajadores cesados o despedidos en los dos últimos años.

Si hace unos días era el juzgado de lo social de Móstoles quien ordenaba la readmisión de una trabajadora y declaraba nulo el despido de un trabajador de parques y jardines, hoy la jurisdicción contencioso-administrativa la que, en sendas sentencias (66/2014 y 112/2014), otorga la razón al Ayuntamiento de Alcorcón.

Ambas sentencias están relacionadas con decisiones del Consistorio sobre el cese de dos funcionarios interinos y vienen a confirmar las de otros tribunales (el juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 30 de Madrid y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid) sobre aspectos como la autoorganización y, por tanto, la supresión de puestos interinos.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 10 de Madrid confirma “(…) el carácter provisional de los funcionarios interinos, los cuales claramente pueden ser cesados no sólo por venir a ocupar la plaza del funcionario titular, sino también cuando desaparezcan las razones de urgencia que motivaron su nombramiento. Precisamente, es en el ámbito de la organización administrativa, caracterizada por amplias facultades discrecionales, donde se permite a la administración tomar decisiones sobre nombramientos y ceses de personal interino, aunque no exentas de control, así los nombramientos deben seguir los criterios de mérito y capacidad y los ceses deben estar motivados. En este caso, está perfectamente motivado el cese en razones estrictamente económicas, debido a la insuficiencia de medios materiales para retribuirles”.

La sentencia del juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 30 que ya recibió el pasado año el Ayuntamiento sobre otro de los ceses de interinos afirmaba que “(…) la relación funcionarial del interino es esencialmente temporal -continúa la sentencia- y puede finalizar por libre remoción de la Administración en tanto desaparezcan a juicio de la misma las razones de necesidad o urgencia que motivaron el nombramiento, pues dichos funcionarios no gozan del derecho de inamovilidad, es evidente que corresponde a la Administración determinar las necesidades personales que precisa para el cumplimiento de sus fines. Y ese juicio subjetivo (consecuencia de su facultad de autoorganización) debe ser respetado salvo que se acredite que ha hecho uso de tal potestad con finalidades distintas de las previstas en el ordenamiento jurídico. En el presente caso, nada se ha probado”.

“Procede, en consecuencia, desestimar el presente recurso contencioso administrativo. Ningún reproche jurídico merece la actuación administrativa impugnada que se somete plenamente al ordenamiento jurídico”.

En definitiva, la jurisprudencia sobre la potestad de las administraciones de organizar los recursos humanos de que disponen es cada vez mayor y más firme, sin perjuicio del respeto que siempre ti ene y ha tenido el Gobierno del Ayuntamiento de Alcorcón hacia el cuerpo de funcionarios, por cuyos derechos se ha velado siempre.

Concretamente, la revisión del proceso de funcionarización llevado a cabo por el anterior Ejecutivo viene a confirmar la defensa de los derechos de los trabajadores municipales, a muchos de los cuales no se les permitió acceder a ese proceso.

Share

19 marzo, 2014. Archivado en Actualidad,Economía y Empleo.