Alcorcón en las Redes Sociales

El Consistorio apuesta por el empleo, la seguridad, la familia y los barrios en sus Presupuestos Municipales para 2015

El Alcalde de Alcorcón ha presentado esta mañana los presupuestos municipales para 2015, los cuales ha calificado como “sociales y equilibrados, que apuestan por el empleo, la seguridad, la familia y los barrios de la ciudad”.

Los Presupuestos Municipales para 2015 recogen un descenso de los ingresos del 6,85 por ciento y de los gastos de un 5,32 por ciento. De esta forma, los ingresos ascienden a 181.245.838,51 euros y los gastos a 180.318.838,51 euros. Los presupuestos de 2015 arrojan un resultado consolidado positivo de 927.000 euros. Tanto en los ingresos como en los gastos, este año no se incluye a la Empresa de Gestión Inmobiliaria de Alcorcón (EMGIASA) por estar en proceso de liquidación.

El alto nivel de endeudamiento heredado y la crítica situación financiera de la hacienda municipal no han impedido, sin embargo, al Gobierno de Alcorcón seguir estableciendo unas políticas fiscales beneficiosas para los ciudadanos, y que se han reflejado en las Ordenanzas Fiscales para el próximo año recogidas también en el presupuesto. Éste se caracteriza por la bajada de impuestos, la contención del gasto corriente, el incremento de la inversión y la reducción del endeudamiento.

Para David Pérez “los presupuestos para 2015 van a consolidar las prioridades que nos marcamos ya en junio de 2011: beneficio social para los vecinos, congelación y bajada de impuestos, apuesta por el empleo y eliminación paulatina de la deuda heredada. Hemos sustituido el beneficio político, partidista, y el derroche, por el protagonismo del ciudadano en todas nuestras decisiones económicas y fiscales; en definitiva, hemos sustituido el gasto socialista, por el gasto social. Hemos cuidado las economías familiares, gestionando con rigor y realismo, sin hacer pagar a los vecinos la ruina en la que se encontraba esta ciudad: reduciendo el sueldo de los políticos, eliminando subvenciones a los partidos y a los sindicatos; congelando el tramo municipal del IBI, bonificando a todas las familias en sus impuestos y apoyando el empleo, como mejor política social, haciendo de Alcorcón la mejor ciudad para invertir y crear nuevos negocios generadores de puestos de trabajo para nuestros vecinos”.

Durante el mandato de este Gobierno y tras alcanzar el superávit, éste se ha destinado al pago de la deuda heredada, habiendo reducido la misma, desde junio de 2011, en 81,1 millones de euros, es decir, de los 612,6 millones se ha pasado a los 531,5 millones, es decir, un 13,24 por ciento menos que a junio de 2011. Además, se ha procedido al pago de 248 millones de euros a proveedores, 186 de ellos correspondientes a los distintos mecanismos de financiación estatal, y otros 62 abonados con recursos propios. La deuda comercial se ha reducido en un 75 por ciento.

El apartado de Gasto “Deuda Pública” se reduce un 29,61 por ciento (11.514.839,52 euros de reducción), como consecuencia de la ampliación del periodo de amortización de 10 a 20 años y la notable reducción de los tipos de interés de las operaciones de endeudamiento suscritas con cargo al mecanismo de financiación para el pago a proveedores, lo que ha generado un considerable ahorro en los Capítulos 3 (Gastos financieros) y 9 (Pasivos financieros).

El 21,85 por ciento del presupuesto de gastos corrientes del Ayuntamiento se destina a la amortización de la deuda pública y al pago de intereses. Si descontamos la amortización de la deuda pública y el pago de intereses, 7 de cada 10 euros se destinan a gasto social y servicios a la ciudadanía, más de 2 euros a la promoción económica y menos de 1 euro a los gastos de administración general.

Este año además el Gobierno ha tenido que dotar una partida presupuestaria de 8,7 millones de euros (incluye principal e intereses) para pagar las sentencias por las expropiaciones del Ensanche Sur que realizó mal el Gobierno anterior, lo que supone detraer ese dinero de otras partidas de gastos sociales.

Más inversión para un mayor desarrollo y cuidado de la ciudad
Los presupuestos de 2015 tienen un especial carácter inversor. Si ya en 2014 esta partida se triplicó, alcanzando los 35.190.996,15 euros (un 209,05 por ciento más con respecto a 2013), el capítulo de inversiones alcanzará en 2015 los 43.039.065,27 euros (un 22,90 por ciento más que en 2014) que irán destinados, mayoritariamente, a seguridad, construcción de infraestructuras urbanas, conservación de las vías públicas, parques y jardines y mejora de instalaciones deportivas. Estas inversiones están encaminadas al desarrollo cualitativo de la ciudad, con un doble objetivo: el disfrute de los ciudadanos y seguir haciendo de Alcorcón un enclave estratégico para la atracción de inversiones que continúen dinamizando la actividad económica del municipio y, por tanto, la generación de empleo.

Esta partida presupuestaria servirá para la mejora de zonas comerciales y distintos barrios del municipio, continuación de las obras del PP8, así como el desarrollo urbanístico de este enclave, reparación de aceras y una nueva “operación asfalto” para la mejora del firme de las calzadas, entre otros.

Según afirma el alcalde de Alcorcón, pese a la crítica situación económica heredada, los presupuestos del Ayuntamiento de Alcorcón recogen, tal y como reflejan las Ordenanzas Fiscales y Precios Públicos para 2015, una bajada real de impuestos, con el mantenimiento de la bonificación del 5 por ciento (frente al 2 por ciento del año 2012), a todos aquellos que se acojan al Plan Aplaza 6, mediante el cual pueden abonar impuestos periódicos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en seis mensualidades.

Las familias numerosas se verán beneficiadas de una ampliación de su bonificación en el IBI. Dicha bonificación pasará del 70 por ciento al 80 por ciento en el caso de las de categoría general, y se mantiene la bonificación del 90 por ciento en las de categoría especial (el máximo permitido por la ley). El Gobierno municipal mantiene congelado, desde 2011, el tipo de gravamen en el IBI, con una cuota del 0,464 por ciento, cercana al mínimo establecido por la ley (0,4 por ciento).

Para 2015, está prevista una reducción del 10 por ciento en la tasa de licencias por nueva actividad, fomentando así el emprendimiento y atrayendo a la ciudad nuevos negocios generadores de puestos de trabajo.

Además, todas aquellas personas en situación de desempleo gozarán de la llamada “cuota cero”, es decir, de la gratuidad de todos aquellos cursos y actividades que vayan encaminadas al fomento de la empleabilidad.

Asimismo, el Gobierno continúa con las políticas de estímulo y protección del tejido comercial e industrial de la ciudad, manteniendo los coeficientes del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Asimismo, mantiene las importantes bonificaciones en el Impuesto Sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) en función de los puestos de trabajo creados, ya introducidas en los Presupuestos de 2014: dichas bonificaciones irán desde el 55 por ciento hasta un máximo del 95 por ciento.

Más información

Share

7 noviembre, 2014. Archivado en Actualidad,Economía y Empleo.