Alcorcón en las Redes Sociales

Cascallana arruina a los proveedores del Ayuntamiento de Alcorcón

La mala gestión económica del Gobierno municipal de Alcorcón está provocando que numerosas empresas proveedoras pasen por una situación absolutamente crítica que provoca, en muchas ocasiones, el cierre de la empresa y la condena al paro de sus trabajadores. Según un reportaje que publica el diario ABC, el alcalde socialista, Enrique Cascallana, tiene acumulados a 31 de diciembre de 2010 al menos 88,5 millones de euros en facturas impagadas a proveedores, como acredita un informe del interventor municipal, al que el periódico ha tenido acceso. Algunos de los damnificados, asfixiados por las deudas, han tenido que cerrar la empresa, renegociar con sus bancos el dinero que ellos mismos habían adelantado al Consistorio y buscar a la desesperada otras salidas laborales.
En el reportaje se cuenta la amarga experiencia de gente como Miguel Cortijo, fundador de la empresa adjudicataria de la Casa de Acogida de Alcorcón, que tuvo que cerrar porque no pudo sobrevivir a los impagos municipales, tras acumular una deuda sin intereses cercana a los 470.000 euros. Llevaban catorce años gestionando dos instalaciones para mujeres en riesgo de exclusión; un centro de larga estancia, y otro de corta estancia para las víctimas de violencia de género. Agobiados por las facturas devueltas, primero se financiaron con créditos ICO. Después aguantaron un tiempo con sus propios recursos, mientras solicitaban encarecidamente al Ayuntamiento que hiciese frente a alguna factura. Pasaron los meses sin obtener respuesta alguna.
Al tiempo, volvió a salir a concurso la gestión de la Casa de Acogida, pero ni siquiera pudieron presentarse, “cuando antes siempre quedábamos los primeros”, se lamenta, uno de los socios fundadores. «Somos técnicos que queríamos conseguir objetivos con las mujeres y con los niños de la casa. También que la plantilla trabajase cohesionada. Es una lástima porque había un nivel altísimo de éxito, con muy pocas recaídas entre las internas», explica.

Paqui Marín, proveedora de material policial, es una de los proveedores a los que el Ayuntamiento de Alcorcón debe cerca de 90 millones de euros.

Paqui Marín, proveedora de material policial, es una de los proveedores a los que el Ayuntamiento de Alcorcón debe cerca de 90 millones de euros.

No es el único caso que recoge el reportaje del diario madrileño. Paqui Marín, directiva de United Shield National, empresa española especializada en elementos de protección policial, tales como chalecos antibalas, escudos balísticos, cascos, etcétera; asegura que han servido varios equipos a la Policía Local de Alcorcón, que el Ayuntamiento no ha pagado todavía. Son dos facturas, una por importe de 2.400 euros y otra de 2.700, de diciembre de 2009. “Me siento utilizada por el Ayuntamiento de Alcorcón”, se queja Marín, quien asegura que esta situación no es nueva, porque “sabemos que, antes de que hubiera crisis, los bancos ya les habían dado cerrojazo». Pequeñas y medianas empresas, autónomos, gentes de dentro y fuera de Alcorcón, han sido puestas en una situación límite por culpa de la incuria de una administración local desastrosamente gestionada. Enrique Cascallana, según se desprende de los testimonios recogidos por ABC, ha decidido una huida hacia adelante que conduce a la ruina a muchas empresas y al paro de sus trabajadores.

Share

3 abril, 2011. Archivado en Actualidad,Economía y Empleo,Política.