Alcorcón en las Redes Sociales

La Cámara de Cuentas considera irregular el proceso de funcionarización llevado a cabo en 2010 por el Ayuntamiento de Alcorcón

El informe de la Cámara de Cuentas de Madrid relativo a la fiscalización de la gestión del Ayuntamiento de Alcorcón del año 2010 pone de manifiesto nuevas presuntas irregularidades en la gestión del anterior Gobierno municipal, conbrando especial protagonismo el proceso de funcionarización llevado a cabo ese año, por tramitación urgente, por el Ejecutivo presidido por el ex alcalde Enrique Cascallana.

Dicho proceso, considera la Cámara de Cuentas, “adoleció de importantes defectos, tanto en su fondo como en su forma”. Convirtió en funcionarios a 620 trabajadores: 445 del Ayuntamiento y 175 de los Organismos Autónomos (IMEPE, UPA y PDM), incrementando significativamente la plantilla, en un Consistorio con “unas previsiones de ingresos excesivas y no realistas”.

La Cámara justifica su opinión, entre otros motivos, en que “no se publicó Oferta de Empleo Público con anterioridad a la convocatoria”; “la funcionarización es un proceso que sólo debe extenderse a aquellos puestos que necesariamente tienen que ser funcionariales, pero no para los que la ley sigue permitiendo su desempeño por personal laboral (…). Muchas de las plazas cubiertas corresponden a personal de oficios que no tienen esa condición”; “en 56 casos el trabajador, después de tomar posesión, no ocupó la plaza o plazas a las que optó en el proceso de funcionarización, sino la plaza que ocupaba con anterioridad a este proceso. En el caso de 28 de dichos trabajadores, ocuparon plazas de superior categoría a la plaza que habían obtenido en el proceso de funcionarización”. Además, “los aspirantes deben tener la condición de personal fijo de plantilla”, sin embargo, adquieren la condición de funcionarios trabajadores, por ejemplo, que se encontraban en excedencia voluntaria, otros que no estaban en activo desde 2002, a uno “al que se le había declarado Incapacidad permanente total” o a dos que “no tenían relación laboral con el Ayuntamiento desde 2007 y 2008, respectivamente”.

Gestión económico-financiera
Además de estas presuntas irregularidades en la gestión de personal, en la relativa a lo económico-financiero la Cámara de Cuentas habla de “incumplimientos de la legalidad”. Hace referencia en su informe a los préstamos solicitados en el año 2008 por valor de 44 millones de euros, certificando que no se solicitó la preceptiva autorización al Ministerio de Economía y Hacienda. Constata que “el remanente de tesorería para gastos generales según las cuentas rendidas presenta un importe negativo de 115.859.223 euros, lo que pone de manifiesto un grave desequilibrio económico-financiero”.

La Cámara de Cuentas afirma que la “deuda total, al finalizar el ejercicio 2010 (…) ascendía a 736.394.531 euros”, correspondiendo “el 59 por ciento” de la misma a Emgiasa. “El endeudamiento por habitante alcanzó la suma de 4.370 euros”. El gasto por habitante ascendió a 1.114 euros, “muy superior al de los Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid con una población similar”, siendo el único que presenta déficit por habitante en 2010 en ese mismo rango de población.

El CREAA: un proyecto sin financiación ni planificación
Según el informe de la Cámara de Cuentas, “el Ayuntamiento y EMGIASA asumieron la construcción del CREAA sin la financiación necesaria y sin la debida planificación, ni de la construcción del edificio ni de las actividades a realizar que pudieran financiar el coste de mantenimiento”. Asímismo y relativo a EMGIASA, este organismo señala que “EMGIASA ha asumido préstamos de compradores de viviendas por valor de 12,2 millones de euros, con el consiguiente riesgo que esto supone”. Además, “EMGIASA tiene suscritos varios contratos con una empresa privada. La aplicación de los precios establecidos en los contratos a diferentes operaciones presenta dudas razonables en cuanto a la idoneidad de los mismos”.

Share

26 febrero, 2013. Archivado en Actualidad,Economía y Empleo.