Alcorcón en las Redes Sociales

La asociación vecinal Torres Bellas pierde su sede social

El pasado martes la asociación vecinal “Torres Bellas” fue desalojada del local donde ha venido desarrollando su actividad durante los últimos años por un dispositivo formado por 16 agentes de la Policía Municipal que acudieron al local para asegurarse de que se entregaban las llaves del local que durante años ha servido de sede a la entidad.

Este desalojo marca el punto y final en un proceso iniciado el pasado 18 de noviembre cuando el Consitorio notificó a los responsables de la asociación su decisión de suspender el contrato de cesión de la antigua caseta del conserje del colegio público Daniel Martín, que ha servido de sede de la entidad desde 2009.

La notificación iba acompañada de una Nota de Régimen Interior informando de la existencia de un decreto de revocación del convenio de cesión de local municipal suscrito con la asociación de la que esta, sin embargo, no tenía noticia.

El plazo inicial de la última prórroga finalizó en enero de 2013 y, dado que el Ayuntamiento no notificó objeción alguna a una nueva, los responsables de la asociación consideran que sigue en vigor hasta el día 20 de enero de 2017, con posibilidad de una nueva prórroga de 4 años a partir de dicha fecha. En consecuencia se negaron a entregar las llaves del local al carecer de otro espacio donde desarrollar sus actividades y solicitaron mantener una reunión con el alcalde, David Pérez, para consensuar una solución.

Sin embargo desde la asociación aseguran que el alcalde ha rehusado reunirse con la entidad, ignorando esta petición y la remitida en iguales términos por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM).

Ante el despliegue policial efectuado, la actual presidenta de la asociación, Josefa Sierra, entregó las llaves dejando a la asociación sin local donde efectuar sus actividades ya que, según aseguran, no se pueden permitir pagar un alquiler ya que dejó de percibir subvenciones municipales en 2011 y sobrevive gracias a las cuotas de los socios.

“Sin subvenciones y sin local, va a ser muy difícil subsistir”, lamenta Josefa, “pero seguiremos trabajando para el barrio desde la calle”. “Por supuesto”, añade, “estudiaremos emprender acciones legales contra este atropello, cometido por un alcalde que desprecia el diálogo y actúa manu militari”, ha declarado la presidenta de la asociación.

Durante la presente legislatura la Asociación de Vecinos de Torres Bellas ha sido muy activa y crítica con la gestión de los recursos y servicios del municipio desde la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos que forma junto a otras asociaciones de la localidad.

La asociación vecinal Torres Bellas nació en Alcorcón en 1995 para mejorar las condiciones de vida del vecindario, promover la participación ciudadana y defender los servicios públicos. Nueve años más tarde, en 2009, el Ayuntamiento de la localidad cedió a la asociación la que había sido vivienda del conserje del Colegio Público Daniel Martín, sito en el barrio, para facilitar el desarrollo de sus actividades por un periodo prorrogable de cuatro años. Desde entonces, la asociación, que ha participado de forma activa en espacios municipales como el Consejo Local de Seguridad, los Consejos Sectoriales, la Junta de Distrito o el Pacto Ciudadano contra la Violencia de Género, ha desarrollado en su sede decenas de actividades informativas y formativas, muchas de ellas en colaboración con las concejalías de Servicios Sociales y Juventud e Infancia.

Share

3 enero, 2015. Archivado en Actualidad.