Alcorcón en las Redes Sociales

Alcorcón inicia una campaña contra los excrementos caninos en las vías públicas

La Concejalía de Medio Ambiente, Parques y Jardines, dirigida por Susana Mozo, ha decidido poner coto a los excrementos caninos y los riesgos sanitarios que de ellos se derivan mediante una campaña de sensibilización pública para conseguir que Alcorcón sea una ciudad más limpia, saludable y ecológica.

La campaña, dirigida especialmente a los propietarios de los perros pretende concienciarles sobre la obligación de recoger los excrementos caninos e informar sobre los problemas de salubridad y estéticos que originan para el resto de los ciudadanos.

Con esta iniciativa el consistorio pretende fomentar una actitud responsable por parte de los propietarios de los perros para que sean conscientes de la obligación que tienen de recoger los excrementos de su perro, recordándoles además otras obligaciones como tener identificada a su mascota a través del chip pertinente, tener el calendario de vacunas al día, llevarlo atado en su paseo, etc.

El abandono de excrementos caninos en la vía pública, en los jardines y parques y en los espacios infantiles, genera problemas sanitarios, con un peligro potencial de contagio de enfermedades, especialmente para los más pequeños; de seguridad, con importante riesgo para la integridad física de los ciudadanos, pudiendo ocasionar caídas y deslizamientos; higiénicos, ya que dificultan la calidad en la prestación de los servicios de limpieza municipales; y estéticos, ya que deterioran la imagen del entorno y del barrio.

El Plan Municipal incluye un servicio exclusivo de polución canina; servicios de limpieza viaria y de parques y jardines; la instalación de varios “sanecanes” distribuidos por el municipio y el mantenimiento de las áreas caninas ubicadas en los parques municipales.

Desde el consistorio recuerdan que además de la obligación de recoger los excrementos, los propietarios deben llevarlos atados cuando los saquen a pasear, salvo en las áreas caninas donde pueden estar sueltos; estar debidamente identificados con un microchip; tener actualizado el calendario de vacunas que requiera la Comunidad de Madrid y, si el perro es de raza potencialmente peligrosa, además deberá llevar el bozal puesto.

La Ordenanza Municipal de Residuos Domésticos, Limpieza Viaria y de Edificaciones establece la obligación por parte de las personas que tengan perros de recoger los excrementos en cualquier espacio público, procurando llevarlos a las áreas caninas como lugar idóneo para que realicen sus defecaciones. Cualquier acto de abandono de excrementos caninos está considerado como una infracción leve, pudiéndose sancionar con multas de hasta 750 euros.

La campaña prevé el reparto folletos divulgativos y carteles en los edificios municipales, en el Centro de Recogida de animales, en las clínicas y centros veterinarios, peluquerías caninas y en las tiendas especializadas en mascotas y animales domésticos. Asimismo, en las instalaciones de la Concejalía de Medio Ambiente, Parques y Jardines se pondrán a disposición de los vecinos de Alcorcón bolsas para la recogida de excrementos caninos.

Share

26 febrero, 2013. Archivado en Destacado,Medioambiente.